Adultos
Adultos

En muchas ocasiones los adultos encontramos que nuestro equilibrio emocional se resiente y que nuestra calidad de vida se deteriora por problemas o situaciones difíciles que nos suceden.

Psicoterapia de adultos

En muchas ocasiones los adultos encontramos que nuestro equilibrio emocional se resiente y que nuestra calidad de vida se deteriora por problemas o situaciones difíciles que nos suceden. A veces, intentamos salir adelante por nuestros medios y nos sentimos frustrados al no conseguirlo. En esos momentos, es cuando se puede acudir a un psicólogo para que pueda ayudarnos a restablecer el bienestar y el equilibrio emocional perdido, todo ello mediante una psicoterapia para adultos.

La psicoterapia para adultos es un proceso que se establece entre el psicólogo y su pacientes. A través de la relación que establecen ambos y el proceso de comunicación que mantienen, el paciente puede restablecer su bienestar y equilibrio bio-psico-social.

El  establecimiento de un buen vínculo terapéutico entre el psicoterapeuta y su paciente es la base de todos los éxitos en los tratamientos psicológicos con los pacientes. El paciente debe sentir confianza con su psicólogo para sentirse comprendido y aceptado. El psicólogo atenderá la demanda y el motivo de consulta del paciente y trabajará para ayudarle a afrontar y manejar sus problemas o conflictos psicológicos.

La psicoterapia psicológica para adultos, en un primer momento, tratará de realizar una evaluación global del paciente y de los problemas que presenta y que son objeto y motivo de consulta. Tras la evaluación, el psicólogo realizará al paciente una devolución de los resultados obtenidos y se acordarán con el paciente los objetivos y metas terapéuticas de su tratamiento.

Los  objetivos terapéuticos establecidos en la terapia psicológica serán adecuados y acordados con el paciente en función de las necesidades y problemáticas que plantee. El psicólogo trabajará junto con el paciente para mejorar su bienestar emocional.

La psicoterapia es un proceso que elige el paciente con libertad y el resultado que se obtenga tras el tratamiento psicológico dependerá tanto de las competencias y destrezas profesionales del terapeuta como del grado de implicación y de motivación al cambio que tenga  el paciente.

Ansiedad

La ansiedad es una emoción, al igual que lo es la tristeza, la alegría, el miedo o la ira. En muchas circunstancias, la ansiedad es una respuesta normal que emite una persona ante la percepción de una amenaza. La función que tiene la ansiedad es la de  protegernos ante dicha amenaza, haciendo que evitemos la situación, salgamos corriendo o luchemos contra ella.

En terapia familiar, trabajamos desde un enfoque relacional considerando que el síntoma no es exclusivo de uno, sino que es el aviso de que algo no está funcionando adecuadamente para la familia.

En ocasiones, las familias pese a contar con los recursos adecuados, no son capaces de superar un problema o una situación crítica y por ello se hace necesario contar con un profesional que ayude a manejar los conflictos, a darle a la familia una mirada diferente del problema, a negociar y comunicarse de una forma más eficaz y a superar determinados momentos vitales difíciles. 

Ansiedad generalizada

El síntoma principal de la ansiedad generalizada es la presencia de una preocupación o tensión casi constante acerca de diversos problemas de la vida diaria, incluso cuando no existen causas objetivas que la motiven. Son personas que viven con una sensación de preocupación excesiva acerca de cuestiones relativas a problemas cotidianos, relaciones familiares, cuestiones de trabajo o de salud. Estas personas saben que viven la vida con excesiva ansiedad y preocupación, pero no saben qué hacer para poder controlarla.

Fobia social

La fobia social o trastorno de ansiedad social es un trastorno de ansiedad caracterizado por un temor acusado ante situaciones donde la persona deba exponerse social o públicamente. La persona, al sentirse evaluada u observada, reaccionará ansiosamente.

Fobias

La fobia específica (fobia simple) es un trastorno de ansiedad caracterizado por la presencia de un miedo intenso e irracional ante un objeto o situación especifica que no presenta amenaza alguna para la persona.
Aunque este trastorno puede implicar cualquier tipo de situación, en la práctica clínica existen algunas más comunes como el miedo a los animales o insectos, fobias de tipo ambiental, miedo a la sangre o permanecer en sitios cerrados.

Transtorno Obsesivo Compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo o TOC es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes (obsesiones), que invaden a la persona produciendo en ésta una sensación de intenso malestar, inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones que la persona realiza con el fin de aliviar y neutralizar la ansiedad que experimenta.

Estrés

El estrés es un trastorno de ansiedad, el término proviene del inglés (stress, ‘tensión’)  y es una reacción fisiológica del organismo en el que la persona pone en juego diversos mecanismos de defensa ante una situación que percibe como amenazante o que le demanda un sobreesfuerzo.

Estrés postraumático

El estrés postraumático es un trastorno relacionado con la ansiedad y lo sufren aquellas personas que han sido testigos o se han visto involucradas en una situación traumática y amenazante. Esta situación la han vivido con intenso terror.

EMDR y procesos de Trauma

El EMDR considera que el trauma es una información que se ha almacenado en el cerebro de forma disfuncional. Este tipo de almacenamiento implica que el contenido queda grabado tal y como se vivió en aquel momento en que sucedió por lo que suele venir asociado con unas emociones, sentimientos, pensamientos y sensaciones determinadas. Al almacenarse de forma disfuncional no puede ser integrada en la experiencia cotidiana del sujeto.

Cuando nos suceden cosas nuestro cerebro integra esa información dentro de nuestras redes neuronales y queda como aprendizaje, recuerdo, recurso…sin embargo si no logramos integrarlo con el resto de nuestra información queda “suelto” y nos daña.

Imaginemos que estamos montando en bicicleta y se sale uno de los tornillos. Quizás podamos seguir pedaleando, pero probablemente con esfuerzo o incluso con dolor porque estemos raspándonos con el tornillo. Hasta que no logremos reintegrar ese tornillo ni dejara de dolernos ni podremos disfrutar tranquilamente en la bicicleta.

Depresión

La depresión es el diagnóstico que describe un trastorno del estado de ánimo, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia).

Duelo

El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida. Existen muchos tipos de pérdidas  en nuestras vidas: la muerte de un ser querido, el diagnóstico de una enfermedad, la discapacidad, pérdida de un empleo, pérdida de hogar, separaciones y divorcios en la pareja, cambios de etapa, la pérdida de un familiar que sufre cualquier situación de dependencia.

Dependencia emocional

La dependencia emocional se caracteriza por el establecimiento de relaciones de pareja donde existe un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro. Esta situación de dependencia emocional afecta a la autoestima de la persona dependiente, a su salud física y a su salud mental. Las relaciones de pareja que establece el dependiente son totalmente asimétricas.

Problemas sexuales

Los problemas sexuales son definidos como la dificultad durante cualquier fase o etapa del acto sexual (deseo, excitación, orgasmo y resolución) que impide al individuo o a la pareja disfrutar de la sexualidad y de la actividad sexual.

Adolescentes
Adolescentes

La adolescencia es una etapa de muchos cambios y en ocasiones resulta difícil tanto para los propios adolescentes como  para sus familias y las personas que les rodean.

Psicoterapia de adolescentes

El adolescente  entra en crisis con él mismo y con su mundo. Todo lo que le era válido hasta ese momento, ahora lo cuestiona y lo pone en tela de juicio, haciéndole sentir en muchas ocasiones desconcertado y confuso.
Todos estos cambios  bruscos y rápidos que experimenta el adolescente, en muchas ocasiones  le conducen a tener conflictos con sus padres y familiares, ya que el adolescente busca su libertad y su autonomía personal.
Los adolescentes en su búsqueda de su identidad y de su independencia tienden a distanciarse de sus familias y sus padres no saben en muchas ocasiones cómo tratarlos y cómo relacionarse con ellos.  Los padres en ocasiones manifiestan sentir que su hijo ya no es el que era y no le conocen ni saben cómo tratarlo, por eso las terapias con adolescentes pretenden reestablecer el equilibrio emocional tanto del adolescente, como de la familia. La psicoterapia con adolescentes ayuda a resolver los principales problemas que surgen en la adolescencia.
El adolescente:

—Siente inestabilidad emocional.

—Cuestiona todas las normas que se le imponen en su proceso de buscar su autonomía personal

—Escoge a su grupo de amigos y tiende a estar más tiempo con ellos, restándole tiempo a su familia.

—Se siente muy perdido e inseguro.

—Necesita sentir que pertenece al grupo, necesita sentirse aceptado por los demás.

—Necesita cuestionarse a él mismo y a su mundo.

Problemas emocionales

La ansiedad es una emoción, al igual que lo es la tristeza, la alegría, el miedo o la ira. En muchas circunstancias, la ansiedad es una respuesta normal que emite una persona ante la percepción de una amenaza. La función que tiene la ansiedad es la de  protegernos ante dicha amenaza, haciendo que evitemos la situación, salgamos corriendo o luchemos contra ella.

En terapia familiar, trabajamos desde un enfoque relacional considerando que el síntoma no es exclusivo de uno, sino que es el aviso de que algo no está funcionando adecuadamente para la familia.

En ocasiones, las familias pese a contar con los recursos adecuados, no son capaces de superar un problema o una situación crítica y por ello se hace necesario contar con un profesional que ayude a manejar los conflictos, a darle a la familia una mirada diferente del problema, a negociar y comunicarse de una forma más eficaz y a superar determinados momentos vitales difíciles. 

Problemas de conducta

El síntoma principal de la ansiedad generalizada es la presencia de una preocupación o tensión casi constante acerca de diversos problemas de la vida diaria, incluso cuando no existen causas objetivas que la motiven. Son personas que viven con una sensación de preocupación excesiva acerca de cuestiones relativas a problemas cotidianos, relaciones familiares, cuestiones de trabajo o de salud. Estas personas saben que viven la vida con excesiva ansiedad y preocupación, pero no saben qué hacer para poder controlarla.

Problemas escolares

La fobia social o trastorno de ansiedad social es un trastorno de ansiedad caracterizado por un temor acusado ante situaciones donde la persona deba exponerse social o públicamente. La persona, al sentirse evaluada u observada, reaccionará ansiosamente.

Problemas de alimentación

La fobia específica (fobia simple) es un trastorno de ansiedad caracterizado por la presencia de un miedo intenso e irracional ante un objeto o situación especifica que no presenta amenaza alguna para la persona.
Aunque este trastorno puede implicar cualquier tipo de situación, en la práctica clínica existen algunas más comunes como el miedo a los animales o insectos, fobias de tipo ambiental, miedo a la sangre o permanecer en sitios cerrados.

Drogas

El trastorno obsesivo compulsivo o TOC es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes (obsesiones), que invaden a la persona produciendo en ésta una sensación de intenso malestar, inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones que la persona realiza con el fin de aliviar y neutralizar la ansiedad que experimenta.

Adicciones

El estrés es un trastorno de ansiedad, el término proviene del inglés (stress, ‘tensión’)  y es una reacción fisiológica del organismo en el que la persona pone en juego diversos mecanismos de defensa ante una situación que percibe como amenazante o que le demanda un sobreesfuerzo.

Sexualidad

El estrés postraumático es un trastorno relacionado con la ansiedad y lo sufren aquellas personas que han sido testigos o se han visto involucradas en una situación traumática y amenazante. Esta situación la han vivido con intenso terror.

EMDR y procesos de Trauma

El EMDR considera que el trauma es una información que se ha almacenado en el cerebro de forma disfuncional. Este tipo de almacenamiento implica que el contenido queda grabado tal y como se vivió en aquel momento en que sucedió por lo que suele venir asociado con unas emociones, sentimientos, pensamientos y sensaciones determinadas. Al almacenarse de forma disfuncional no puede ser integrada en la experiencia cotidiana del sujeto.

Cuando nos suceden cosas nuestro cerebro integra esa información dentro de nuestras redes neuronales y queda como aprendizaje, recuerdo, recurso…sin embargo si no logramos integrarlo con el resto de nuestra información queda “suelto” y nos daña.

Imaginemos que estamos montando en bicicleta y se sale uno de los tornillos. Quizás podamos seguir pedaleando, pero probablemente con esfuerzo o incluso con dolor porque estemos raspándonos con el tornillo. Hasta que no logremos reintegrar ese tornillo ni dejara de dolernos ni podremos disfrutar tranquilamente en la bicicleta.

Depresión

La depresión es el diagnóstico que describe un trastorno del estado de ánimo, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia).

Crisis

El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida. Existen muchos tipos de pérdidas  en nuestras vidas: la muerte de un ser querido, el diagnóstico de una enfermedad, la discapacidad, pérdida de un empleo, pérdida de hogar, separaciones y divorcios en la pareja, cambios de etapa, la pérdida de un familiar que sufre cualquier situación de dependencia.

Relación familiar

La dependencia emocional se caracteriza por el establecimiento de relaciones de pareja donde existe un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro. Esta situación de dependencia emocional afecta a la autoestima de la persona dependiente, a su salud física y a su salud mental. Las relaciones de pareja que establece el dependiente son totalmente asimétricas.

Autoestima

Los problemas sexuales son definidos como la dificultad durante cualquier fase o etapa del acto sexual (deseo, excitación, orgasmo y resolución) que impide al individuo o a la pareja disfrutar de la sexualidad y de la actividad sexual.

Infantil
Infantil

En muchas ocasiones los adultos encontramos que nuestro equilibrio emocional se resiente y que nuestra calidad de vida se deteriora por problemas o situaciones difíciles que nos suceden.

Psicoterapia infantil

La etapa infantil es de vital importancia en la construcción de la personalidad adulta. Las experiencias tempranas que tenga el niño marcarán y dejarán huella en el adulto que será en el futuro. Es  muy importante poder criar y educar a niños sanos, debido a que estos serán las personas adultas saludables del futuro. Las terapias infantiles contribuyen a esta labor.
La psicología infantil y la terapia psicológica con niños se encarga del estudio del comportamiento del niño, desde su nacimiento hasta su adolescencia, analiza y evalúa cómo es su desarrollo físico, motor, cognitivo, perceptivo, afectivo y social/relacional del niño.
La maternidad y la paternidad son una de las labores que entraña mayor dificultad. Todos los padres y madres quieren educar a sus hijos sanos y felices, pero en muchas ocasiones es una tarea muy difícil donde los padres y madres se sienten sobrecargados e inseguros.
Ningún niño viene al mundo con un manual de instrucciones al nacer y los padres y madres se sienten en ocasiones muy inseguros al educarlos. Estos padres y madres pueden ponerse en contacto con psicólogos infantiles, ya que la psicoterapia infantil respalda su tarea de criar y educar.

Las terapias infantiles ayudan a los niños a sentirse bien y a los padres y a las madres en su tarea de serlo.

Más

Próximamente

Síntomas de problemas infantiles

Si tu hijo se muestra enfadado, irritable, agresivo o si cambia bruscamente de humor.

Si tu hijo muestra un carácter diferente al habitual.

Si el niño se culpa constantemente de lo que le ocurre.

Si tu hijo está triste y sin esperanza.

Si tu hijo  tiene problemas a la hora de relacionarse con otros adultos o niños.

Si tu hijo tiene problemas en el rendimiento escolar

Si a tu hijo le cuesta prestar atención y concentrarse en lo que hace.

Si tu hijo muestra un estado de agitación y nerviosismo.

Si tu hijo no controla esfínteres (se hace pis en la cama, se hace caca) a una edad que debería controlarlos.

Si percibes a tu hijo con miedo.

Si tiene problemas de sueño, insomnio, pesadillas, terrores nocturnos, se despierta frecuentemente…

Si nota que su hijo se muestra más cansado de lo normal y con una mayor frecuencia.

Familiar
Familiar

La adolescencia es una etapa de muchos cambios y en ocasiones resulta difícil tanto para los propios adolescentes como  para sus familias y las personas que les rodean.

Terapia familiar

Las terapias familiares y el enfoque sistémico están indicados cuando el objetivo es mejorar la capacidad  de apoyo mutuo entre los miembros de la familia. La familia contiene a todos los miembros que crecen en ella. Se concibe a la familia como una totalidad, donde todos los miembros que la componen están interrelacionados y, por tanto, la conducta de cada miembro influye en los demás. No existen familias que sean perfectas, todas las familias atraviesan cambios y conflictos. Cada familia debe ir adaptándose a los cambios y así continuar evolucionando y desarrollándose.

En ocasiones a la familia le cuesta adaptarse a los cambios y conflictos que surgen  y no sabe cómo solucionarlos por sus propios  medios,  el equilibrio de la familia se deteriora y  los miembros que la componen sufren, es entonces cuando conviene buscar una terapia familiar.

Desde la terapia familiar sistémica se puede abordar cualquier situación o problema que perjudique las relaciones entre los miembros de la familia, su dinámica y su funcionamiento.

También podrían realizarse terapias familiares en los casos en los que un problema de un miembro de la familia afecta a las relaciones con los demás miembros. Al implicar en el tratamiento de un miembro de la familia a todos los demás, se evita la etiqueta y patologización del miembro más afectado y vulnerable. La terapia familiar sistémica denomina a este paciente «paciente identificado» y en muchas ocasiones, éste refleja el síntoma del desequilibrio de la familia, ya que la familia es un sistema.

La terapia familiar puede llevarse a cabo con todos los miembros que componen la familia o con tan solo uno de sus miembros, pero en estos casos no se perdería de vista la visión integral de toda la familia.
Tras la terapia, la familia puede resurgir de su conflicto y crisis y salir así más fortalecida.
Una sesión de terapia familiar suele durar entre 60-90 minutos, y la frecuencia de sesiones son semanales o de varias semanas según los problemas presentados, las necesidades de los miembros de la familia, la fase del tratamiento y otras variables.
La duración del tratamiento en terapia familiar sistémica  suele durar  entre las 6 y las 20 sesiones. Las terapias familiares tienen un enfoque más rápido, breve y pragmático e intenta minimizar la dependencia de los pacientes con la terapia.

Beneficios de las terapias familiares
  • Problemas de salud, enfermedades físicas y crónicas
  • Problemas psicosomáticos
  • Problemas psicológicos en niños y adolescentes
  • Problemas psicológicos  en adultos
  • Problemas  y disfunciones sexuales
  • Problemas de pareja
  • Problemas de alimentación
  • Consumo de drogas
  • Situaciones de separación y de divorcio
  • Acogimientos familiares y procesos de adopción
  • Ciclo vital familiar y adaptación en las diferentes etapas de transición: (Inicio del matrimonio, nacimiento de los hijos y adaptación de la pareja, adolescencia de los hijos, emancipación de los hijos y sentimientos de nido vacío en los padres tras la marcha de los hijos, las parejas que constituyen los hijos, la llegada de la jubilación y de la vejez, la llegada de los nietos)
  • Problemas de relación padres e hijos
  • Situaciones traumáticas y pérdidas
  • Duelo
  • Formación de nuevas parejas y/o familias tras la ruptura de la pareja anterior
  • Familias con un solo progenitor
  • Familias con alto grado de violencia
  • Parejas con problemas de fertilidad
  • Obstáculos que encuentra la familia a la hora de comunicarse
  • Problemas en el establecimiento de roles en la familia ( cada familia asigna roles a sus miembros, determina quien hace que…) y en ocasiones el establecimiento que hace no es el más adecuado
  • Problemas en el establecimiento de normas, reglas y límites en la familia
Objetivos de las terapias familiares
  • Mejorar el funcionamiento de la familia
  • Mejorar  la comunicación entre los miembros que componen la familia,
  • conseguir un mayor  apoyo emocional y comprensión mutua entre los miembros de la familia.
  • Ayudar a la familia a desarrollar diferentes recursos y estrategias para enfrentarse a diferentes conflictos, momentos, cambios  y situaciones.
  • Ayudar a la familia a la hora de restablecer el equilibrio.
Pareja
Pareja

Las parejas atraviesan diferentes etapas en su desarrollo y en su evolución  y en muchas ocasiones tienen que enfrentarse con  situaciones o momentos difíciles y estresantes que muchas veces terminan dañando y deteriorando la relación  y generando diferentes problemas.

Problemas de pareja

Los problemas de pareja conllevan muchas veces problemas psicológicos como depresión, ansiedad, problemas de drogas, violencia….

Si percibes que tu pareja ya no funciona como funcionaba antes, si percibes que tu bienestar psicológico o el de ambos se resiente por los problemas que ocurren en la pareja o si has intentado solucionar esos problemas que hacen que la pareja se deteriore y no has podido resolverlos, es cuando necesitas recurrir a una terapia de pareja con el fin de solucionar esos problemas o en algunos casos, si  ya no pueden resolverse, buscar la mejor solución para ambos que en muchas ocasiones termina siendo la separación. El psicólogo también puede ayudar a adaptarse y sobrellevar de la mejor manera posible una situación de separación en la pareja.

Falta de comunicación

Uno de los mayores problemas que viven las parejas es la falta de comunicación entre sus miembros, en muchas ocasiones están cerrados los canales de comunicación en la pareja y se necesita una  ayuda externa para poder restablecer la comunicación deteriorada o perdida. El dialogo en la pareja puede salvar la relación y restablecer el equilibrio. Es entonces cuando las terapias de pareja pueden ayudaros o ayudarte a resolver los problemas de comunicación.

La figura del psicólogo

El psicólogo en las terapias de pareja  es una figura neutra que analiza la problemática y los conflictos  que ocurren y dañan a  la pareja,  generándose así  un espacio de respeto y de diálogo entre ambos, con el fin de permitir a la pareja aprender diferentes modos de relación y de comunicación,  y donde se pueden trabajan habilidades y recursos para solucionar esos problemas  o conflictos que dañan  la relación de  pareja.

Las terapias de pareja puede llevarse a cabo con ambos miembros de la pareja o con tan solo uno de ellos, que es el que da la voz de alarma y solicita la ayuda psicológica. En este último caso se trabajaría de manera individual con la persona que solicita la ayuda para restablecer así  su equilibrio emocional deteriorado por los problemas de pareja.

Otros
Otros

Consulta a nuestros especialistas sobre nuestra lista de terapias. La adolescencia es una etapa de muchos cambios y en ocasiones resulta difícil tanto para los propios adolescentes como  para sus familias y las personas que les rodean.

Terapia familiar

Las terapias familiares y el enfoque sistémico están indicados cuando el objetivo es mejorar la capacidad  de apoyo mutuo entre los miembros de la familia. La familia contiene a todos los miembros que crecen en ella. Se concibe a la familia como una totalidad, donde todos los miembros que la componen están interrelacionados y, por tanto, la conducta de cada miembro influye en los demás. No existen familias que sean perfectas, todas las familias atraviesan cambios y conflictos. Cada familia debe ir adaptándose a los cambios y así continuar evolucionando y desarrollándose.

En ocasiones a la familia le cuesta adaptarse a los cambios y conflictos que surgen  y no sabe cómo solucionarlos por sus propios  medios,  el equilibrio de la familia se deteriora y  los miembros que la componen sufren, es entonces cuando conviene buscar una terapia familiar.

Desde la terapia familiar sistémica se puede abordar cualquier situación o problema que perjudique las relaciones entre los miembros de la familia, su dinámica y su funcionamiento.

También podrían realizarse terapias familiares en los casos en los que un problema de un miembro de la familia afecta a las relaciones con los demás miembros. Al implicar en el tratamiento de un miembro de la familia a todos los demás, se evita la etiqueta y patologización del miembro más afectado y vulnerable. La terapia familiar sistémica denomina a este paciente «paciente identificado» y en muchas ocasiones, éste refleja el síntoma del desequilibrio de la familia, ya que la familia es un sistema.

La terapia familiar puede llevarse a cabo con todos los miembros que componen la familia o con tan solo uno de sus miembros, pero en estos casos no se perdería de vista la visión integral de toda la familia.
Tras la terapia, la familia puede resurgir de su conflicto y crisis y salir así más fortalecida.
Una sesión de terapia familiar suele durar entre 60-90 minutos, y la frecuencia de sesiones son semanales o de varias semanas según los problemas presentados, las necesidades de los miembros de la familia, la fase del tratamiento y otras variables.
La duración del tratamiento en terapia familiar sistémica  suele durar  entre las 6 y las 20 sesiones. Las terapias familiares tienen un enfoque más rápido, breve y pragmático e intenta minimizar la dependencia de los pacientes con la terapia.

Beneficios de las terapias familiares
  • Problemas de salud, enfermedades físicas y crónicas
  • Problemas psicosomáticos
  • Problemas psicológicos en niños y adolescentes
  • Problemas psicológicos  en adultos
  • Problemas  y disfunciones sexuales
  • Problemas de pareja
  • Problemas de alimentación
  • Consumo de drogas
  • Situaciones de separación y de divorcio
  • Acogimientos familiares y procesos de adopción
  • Ciclo vital familiar y adaptación en las diferentes etapas de transición: (Inicio del matrimonio, nacimiento de los hijos y adaptación de la pareja, adolescencia de los hijos, emancipación de los hijos y sentimientos de nido vacío en los padres tras la marcha de los hijos, las parejas que constituyen los hijos, la llegada de la jubilación y de la vejez, la llegada de los nietos)
  • Problemas de relación padres e hijos
  • Situaciones traumáticas y pérdidas
  • Duelo
  • Formación de nuevas parejas y/o familias tras la ruptura de la pareja anterior
  • Familias con un solo progenitor
  • Familias con alto grado de violencia
  • Parejas con problemas de fertilidad
  • Obstáculos que encuentra la familia a la hora de comunicarse
  • Problemas en el establecimiento de roles en la familia ( cada familia asigna roles a sus miembros, determina quien hace que…) y en ocasiones el establecimiento que hace no es el más adecuado
  • Problemas en el establecimiento de normas, reglas y límites en la familia
Objetivos de las terapias familiares
  • Mejorar el funcionamiento de la familia
  • Mejorar  la comunicación entre los miembros que componen la familia,
  • conseguir un mayor  apoyo emocional y comprensión mutua entre los miembros de la familia.
  • Ayudar a la familia a desarrollar diferentes recursos y estrategias para enfrentarse a diferentes conflictos, momentos, cambios  y situaciones.
  • Ayudar a la familia a la hora de restablecer el equilibrio.

Nuestro equipo

Laura Hernández Merino

Psicóloga Sanitaria

Beatriz Vilarrasa

Psicóloga y Coach

Patricia San Jorge

Psicóloga Clínica

En Espacio Laurel ponemos las cosas en orden

¿Buscas un lugar para trabajar?

Espacio Laurel

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia. Política de Privacidad